Temen que reducciones sean permanentes
Aeroméxico sin suerte ante negociaciones con sindicatos

Aeroméxico ASPA

Banner Lufthansa


Luego de que pilotos y sobrecargos rechazaran la propuesta de Grupo Aeroméxico en la reducción de sus costos laborales, el grupo informó, que si bien se han tenido avances significativos en las negociaciones de los Contratos Colectivos de Trabajo con la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación de México (ASSA) y la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA), aún no se han concluido dichas negociaciones conforme a los objetivos requeridos para acceder a los financiamientos contratados.
 

Aeroméxico destaca que la conclusión satisfactoria de los acuerdos pendientes es necesaria para que la Compañía pueda cumplir con ciertos compromisos y objetivos requeridos por los fondeadores bajo el financiamiento preferencial garantizado (Senior Debtor in Possession Credit Facility) (“DIP Financing”), obtenido dentro del proceso voluntario de reestructura financiera de la aerolínea bajo el Capítulo 11 de la legislación de los Estados Unidos de América. En consecuencia, Aeroméxico ha solicitado una extensión al plazo previsto en el Contrato de Crédito, a fin de poder cumplir con las condiciones y obligaciones bajo el DIP Financing, misma que ha sido otorgada hasta el 27 de enero de 2021.
 
En el comunicado Aeroméxico destaca que la compañía continuará trabajando de manera coordinada con los representantes de los sindicatos para poder cumplir cabalmente las condiciones necesarias para solicitar el siguiente desembolso bajo el Tramo 2 del DIP Financing, los cual es indispensable para preservar el negocio en marcha y evitar incumplimientos en sus obligaciones con los acreedores financieros bajo el DIP Financing.
 
“Aeroméxico seguirá llevando a cabo de una manera ordenada el proceso voluntario de reestructura de sus pasivos financieros bajo el procedimiento de Capítulo 11, mientras continúa operando y ofreciendo servicios a sus clientes y contratando de sus proveedores los bienes y servicios requeridos para su operación. La Compañía continuará aprovechando las ventajas del procedimiento de Capítulo 11 para fortalecer su situación financiera y su liquidez, proteger y preservar la operación y activos, e implementar los ajustes necesarios para enfrentar el impacto derivado del COVID-19”.
 
Para la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA), el problema ha sido un ajuste en los contratos colectivos que temen, sea permanente, por lo que se rechazó por segunda ocasión la propuesta de reducción de costos.
 

“Los pilotos de ASPA estamos a favor de apoyar a nuestras empresas, pero nuestra petición ha sido que los esquemas de aportaciones sean temporales, retributivos y por el tiempo que ha solicitado el inversionista; además, las inconsistencias en la información presentada a lo largo de las negociaciones nos ha dificultado llegar a un acuerdo”, destaca ASPA.
 
En tanto la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA), de igual manera rechazó la reestructura contractual por segunda vez. De acuerdo a ASSA, la Asamblea por mayoría de votos decidió no aceptar estas condiciones presentadas el día 6 de enero del presente año.
 

El no llegar a un acuerdo con sus sindicatos, podría traerle a Aeroméxico problemas para acceder a un segundo tramo del financiamiento preferencial garantizado (o DIP financing) de 800 millones de dólares, de un total de 1,000 millones de dólares que la firma Apollo Global Management inyectará como parte de la reestructura financiera de Aeroméxico, que ha ejecutado desde el pasado 30 de junio.
 

Compartir en redes sociales

Comentarios

comentarios

PEO CUba

encuesta de la semana

Encuesta de la semana

¿Consideras funcional que existan dos Tianguis Turísticos al Año (digital y presencial)?

Banner Iberostar