Colaboración especial
Kotokuji

Banner Lufthansa


En el año 1185 un grupo de samurái tomaron Kioto y derrotaron a los ejércitos imperiales, dando fin a cinco años de guerra entre los dos clanes más poderosos de la época. El líder del lado ganador, Minamoto Yoritomo, sería proclamado como el primer shogun de Japón y se convertiría en el diseñador y artífice de un sistema de gobierno militar que llevaría a los samurái a gobernar Japón por los siguientes 683 años.
 

Minamoto estableció su gobierno en Kamakura, una ciudad costera a pocos kilómetros al sur de Tokio. Los samurái de la época adoptaron creencias budistas -especialmente de la rama del Zen- y es por eso que actualmente hay muchos templos importantes en la que hoy es una de las ciudades más turísticas de la región.
 

 
Probablemente la visita más atractiva de Kamakura es el gran Buda de Kotokuin, una imagen hecha de bronce que mide 13 metros de altura y pesa 125 toneladas.
 

 
Originalmente, Amida Nyorai (el nombre oficial en japonés de este buda) fue construido con madera en 1243, y colocado dentro de un gran templo. Sin embargo, pocos años después el templo y la imagen fueron arrasados por un poderoso tifón y se decidió construir al Buda de bronce y reconstruir el templo. Dos tifones y un tsunami tirarían el recinto, y desde el año 1498 la imagen de Buda ha estado a la intemperie, mostrando su majestuosidad a todos sus visitantes.
 

 
Aunque la visita es relativamente rápida, la imagen de Buda enmarcado con los colores de la naturaleza es una de las pinturas que resalta en las memorias de todo viaje a Japón. Kamakura es una ciudad pequeña y aloja varios templos y santuarios, además de playas y una isla; por lo que la visita al gran Buda se complementa con varias combinaciones posibles de itinerarios, de acuerdo con los gustos y deseos de cada viajero.
 


 
Visitar Kamakura es caminar por las calles en las que los samurái construyeron las bases de su grandeza histórica, es saborear las leyendas de lealtad y victoria, es entender por qué esta élite guerrera dominó varios siglos el altiplano japonés.
 

 
La manera más práctica de llegar a Kamakura es tomando un tren express desde Tokio, y solo se necesitan 45 minutos de traslado para una de las mejores experiencias de viaje alrededor de Tokio.
 

Compartir en redes sociales

Comentarios

comentarios

encuesta de la semana

Encuesta de la semana

¿Considerarías viajar a Estados Unidos con el propósito de aplicarte la vacuna del COVID_19?

Banner Iberostar