Más allá de sus sabores y costumbres
Yucatán invita a vivir un viaje ancestral a través de su gran cultura maya

Banner Iberostar


Hace varios siglos, los mayas se establecieron en distintos puntos del estado de Yucatán, en donde construyeron grandes e impresionantes ciudades como: Uxmal, Kabah, Labná, Mayapán o Chichén Itzá, que hoy en día son símbolo de la cultura maya, la cual se mantiene aún viva a través de cientos de comunidades indígenas.
 

Yaxunah es una de estas localidades que ha preservado su cultura e identidad, con una población de 700 habitantes. Está ubicada en el municipio de Yaxcabá, cerca de Pisté y a unos 25 o 30 minutos de Chichén Itzá. Conserva sus costumbres, creencias, lengua maya, vestimenta y casas tradicionales construidas con madera y huano.
 

Sus pobladores, descendientes de la cultura maya, se han organizado en tres grupos: Lol Kum, Compadres y el Parador Turístico, para ofrecer recorridos y recibir visitantes de diferentes partes del mundo, invitándoles a vivir experiencias únicas de naturaleza, gastronomía y cultura, que incluyen si el tiempo se los permite alojamiento en cabañas y diversas actividades.
 

 

Orlando Uicab y Holga Tamay, responsables del Parador Turístico mostraron a los socios de Conexstur sus cuatro grandes experiencias turísticas, la primera -y la que más disfrutaron todos-, fue la elaboración de la tradicional Cohinita, platillo típico de la región, que se puede hacer con carne de puerco ó pollo, y olvidándonos de mitos capitalinos, solo lleva en su aderezo achiote, jugo de naranja agria (típica de la región), y especias como pimienta, ajo, canela, clavo y orégano.
 

“Yaxunah es una comunidad muy rica en cultura Maya y en tradiciones”

 
Después de aderezar muy bien la carne de su preferencia y envolverla en la olla con hojas de plátano, se lleva al Pib, que menciona Orlando, es un tipo de horno fabricado bajo tierra que se utiliza en la península de Yucatán, el cual hace la diferencia en la cocción y en el sabor, de la rica Cochinita al Pibil de Yucatán.
 


 

Las actividades siguieron con una inmersión a los conocimientos del maíz, y a bebidas como el Pozol a base de maíz y cacao, el cual señalan es típico para los hombres que trabajan en la milpa, así como una visita a su banco de semillas, y a los talleres de artesanías. Es muy interesante como los artesanos utilizan los cuernos de toro para llevar a cabo piezas únicas en joyería, como aretes, anillos, collares o pulseras, además de utensilios para el hogar.
 


 
Otro taller muy interesante fue el bordado de las Hamacas, tratar de hacer el tejido, nos lleva a conocer el verdadero trabajo que hacen las manos artesanas que las elaboran. Existen hamacas de todos colores, individuales, matrimoniales y hasta King Size, con varios tipos de bordados, “con flequito o sin él”. El precio de una hamaca matrimonial es en promedio en la comunidad de $2 mil pesos, y el tiempo de elaboración es de 15 días, como mínimo.
 

 
Y aunque el calor en Yucatán es un factor clave a considerar, el camino siguió hasta una milpa orgánica y una huerta en el traspatio de una casa tradicional de la comunidad, en donde se puede apreciar el cultivo de varias frutas y hortalizas, como diferentes tipos de chiles habaneros de la región, así como la calabacitas xka y las semillas de achiote.
 
El día puede concluir con un refrescante chapuzón en el Cenote Lol-Ha, y si el tiempo lo permite, disfrutar de la zona arqueológica del lugar.
 

 

Las cuatro experiencias se pueden recorrer caminando o en bicicleta, como el turista lo prefiera

 
Para finalizar y después de conocer los talleres y adentrarse un poco a la cultura maya, el premio mayor es la deliciosa cochinta, la cual reúne una vez más a los visitantes, como en una ceremonia para extraerla de la tierra, y compartirla con una rica agua fresca de limón y chía o pepino, acompañada de una tradicional salsa de habanero. ¡En verdad todo un manjar al paladar!
 
Yucatán te espera para disfrutar de sus comunidades mayas, las cuales están ansiosas de compartir su cultura y tradiciones, ya que además de descubrir un Yucatán desde sus raíces, este tipo de turismo ayuda a mejorar el entorno de las comunidades respetando la naturaleza, a la vez que genera un importante ingreso económico a las familias que habitan la región.
 

¿Cómo llegar?
Yaxunah se encuentra a 22 km de Pisté, en el municipio de Yaxcaba, a dos horas de Mérida y a una hora de Valladolid.
 

Compartir en redes sociales

Comentarios

comentarios

encuesta de la semana

Encuesta de la semana

¿Considerarías viajar a Estados Unidos con el propósito de aplicarte la vacuna del COVID_19?

banner aeromar