Y apoyar a las aerolíneas del país
Insta IATA al gobierno mexicano posponer la construcción del Aeropuerto de Santa Lucía

Banner Autorenta


Ante la baja demanda en la aviación  y un mercado para el que no se prevé una recuperación a corto plazo, la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés) llamó al gobierno mexicano a proveer de apoyos financieros a la aerolíneas del país y posponer la construcción del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía (AISL). En conferencia de prensa virtual, Peter Cerdá, vicepresidente de IATA para las Américas, destacó que México debe evaluar cualquier proyecto de construcción masiva.
 

Hasta el momento las empresas mexicanas han reducido sus operaciones en 85 por ciento y se estima que las pérdidas financieras de éstas sean por arriba de 5 mil 300 millones de dólares. Al sumar toda las cadenas en las que interviene la aviación se estima que la contribución del sector a la economía mexicana reste 13 mil millones de dólares y se pongan en riesgo 97 mil puestos de empleo directos y 437 mil indirectos en riesgo.
 

“Sin medidas de alivio inmediatas, las aerolíneas que hoy operan en México no estarán en condiciones de continuar sus operaciones en los niveles anteriores a la crisis, o en el peor caso, podrían dejar de existir por completo”, añadió Cerdá.
 

Por ello pidió al gobierno mexicano que se siente con la industria y analicen cuál va a ser la capacidad a la que se estará volando para 2022, cuando se prevé que abra Santa Lucía, porque “seguramente será muy distinto” a las previsiones antes de la crisis, añadió.
 

Destacó que se han enviado tres carta de IATA a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la primera el 19 de marzo y a la fecha no ha habido respuesta.
 

“Esperemos que la autoridad nos reciba y entienda lo importante que es el transporte aéreo y los viajes y el turismo. México depende de ellos y si el gobierno no ve qué aportar y ayudar a estas instituciones, es factible que los ciudadanos mexicanos van a sufrir con la perdida de empleos. Esperamos que recapacite el gobierno y que entienda que este sector es crítico no sólo para la Ciudad de México sino para otros destinos y se tiene que apoyar”, agregó.
 

A fin de mitigar el impacto financiero de la mejor manera posible, el gobierno mexicano debe considerar la importancia estratégica del sector para la economía del país y determinar algunas medidas de apoyo a la industria aérea, como lo han hecho ya países como Brasil, Colombia, Estados Unidos, Noruega o Nueva Zelanda. Entre la medidas urgentes por las que aboga IATA destacan: Descuentos en los costos y tasas aeroportuarias como servicios, rentas, estacionamientos de larga estancia, ampliación del plazo de pago; extender el plazo de pagos en el suministro de turbosina a través de Petróleos Mexicanos (PEMEX) y Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), así como los costos de los servicios a la navegación en el espacio aéreo que brinda SENEAM.
 

Además de préstamos, garantías de préstamos y apoyo al mercado de bonos corporativos por el Gobierno o el Banco Central, ya sea de manera directa a las aerolíneas o frente a los bancos comerciales que requieren de garantías para extender el crédito necesario a las aerolíneas; descuentos en impuestos de nómina pagados y/o una extensión en los términos de pago, así como la eliminación temporal de los impuestos incluidos en los boletos o cualquier otro impuesto o tasa gubernamental, incluyendo servicios de aeronavegación. Sin descartar ayuda financiera directa para compensar la reducción de ingresos y de liquidez.
 

“Tan pronto como el virus COVID-19 esté bajo control, la economía mundial tendrá que reconstruirse. Para México es imprescindible mantener su conectividad aérea, ya que el turismo y el comercio exterior son piezas esenciales para que eso suceda.  La aviación es uno de los principales pilares de su economía, apoyando el desarrollo económico y social y permite que el país pueda ofrecer sus bellezas naturales, su gastronomía, cultura y tradiciones, a turistas de todo el mundo que pueden llegar fácilmente por avión”, sostuvo Cerdá.
 

El transporte aéreo es uno de los ejes de la economía de México, apoyando a una cadena de valor que incluye pequeñas y medianas empresas, corporaciones y multinacionales, en una gran variedad de sectores, como, por ejemplo, el turismo. Así la industria del transporte aéreo aporta 37,4 mil millones de dólares (US) al PIB del país y sostiene alrededor de 1,4 millones de puestos de trabajo directos e indirectos. En total, 3,5% del PIB mexicano se sostiene con los insumos del sector del transporte aéreo y los turistas extranjeros que llegan por vía aérea.

Compartir en redes sociales

Comentarios

comentarios

encuesta de la semana

Encuesta de la semana

¿Consideras que perjudicará a la industria la disposición de los EEUU de pedir certificado de vacunación a los mexicanos?

Banner City Vallarta