Para no perder Slots y beneficios
Aerolíneas europeas se enfrentan a “Vuelos Fantasma” por culpa de Ómicron

Banner City Express PLUS


Se conocen como “Vuelos Fantasma” a los vuelos que van prácticamente vacíos y que en la actualidad debido al incremento de contagios por Covid-19 y a la cuarta ola que está azotando a varias naciones, las aerolíneas tienen que seguir manteniendo para no perder los codiciados espacios de despegue y aterrizaje (slots, en inglés, o derechos de vuelo).
 

La nueva ola de ómicron, la variante de coronavirus más contagiosa hasta la fecha, ha trastocado los planes de las compañías, que están cancelando miles de viajes este invierno ante la caída vertiginosa de la demanda.
 

Lufthansa ya ha puesto números a la situación al anunciar que cancelará 33 mil vuelos entre enero y marzo, y aunque la aerolínea hubiera querido que fueran más, no puede permitírselo, por lo que se verá obligada a operar 18 mil vuelos “innecesarios”. Aviones con bajísima ocupación que emiten los mismos gases de efecto invernadero que los que van llenos.
 

La Comisión Europea consciente del problema que supone tener surcando el cielo de la Unión centenares de vuelos sin pasajeros, en marzo de 2020 relajó las normas que deben cumplir las aerolíneas. Antes de la irrupción del coronavirus, tenían que operar el 80% de los vuelos de cada ruta en las distintas temporadas para no perder sus franjas horarias.
 

Ante la drástica caída del tráfico aéreo, Bruselas redujo el porcentaje al 50%. En julio pasado amplió la exención hasta marzo de este año, ya de cara a la temporada de verano, cuando se espera que aumente la demanda, deberán operar el 64% de sus slots.
 

Las aerolíneas han pedido mayor flexibilidad ante la variante ómicron para sus planes de invierno. El CEO de Lufthansa, Carsten Spohr, alertó hace unos días de que no tiene ningún sentido operar vuelos que calificó de “innecesarios” solo para no perder sus derechos de vuelo. “En casi todas las demás partes del mundo se han establecido exenciones para no perjudicar al clima, pero la UE no lo permite”, aseguró en una entrevista en el diario Frankfurter Allgemeine. “Es algo muy dañino para el clima y contradice lo que la Comisión Europea quiere lograr con su paquete Fit for 55 [la nueva batería de propuestas de Bruselas encaminada a descarbonizar la economía europea y combatir el cambio climático]″.
 
Por su parte Ryanair también ha comunicado que cancelará el 33% de sus vuelos previstos para el mes de enero ante el aumento de las restricciones en toda Europa. Todavía no ha decidido qué viajes suspenderá en febrero y marzo “a la luz de la incertidumbre actual sobre la variante ómicron y las restricciones de viaje dentro de Europa”.
 
El vice primer ministro y encargado de Transportes de Bélgica, Georges Gilkinet, ha dirigido una carta oficial al Ejecutivo comunitario pidiendo que cambie las reglas para evitar los vuelos fantasma. “¡Es incomprensible y no tiene sentido desde el punto de vista económico, ecológico y social!”, dijo el político ecologista en su cuenta de Twitter.
 
La comisaria de Transporte, Alina Valean, todavía no se ha pronunciado, pero desde su departamento aseguran que la reducción ya es lo suficientemente flexible. “El objetivo de la exención en los slots es precisamente garantizar que las aerolíneas puedan conservar sus franjas horarias históricas sin tener que operar vuelos vacíos cuando las restricciones sanitarias impiden que los pasajeros viajen”.
 
Las reglas no afectan por igual a todas las compañías, de ahí que quizá se complique la postura común frente a Bruselas. Las más jóvenes, sobre todo las low cost, en plena expansión, están esperando con avidez que las aerolíneas tradicionales dejen libres los mejores slots que atesoran desde hace décadas. Brussels Airlines asegura que tendrá que operar 3.000 vuelos casi vacíos para no perder sus derechos de vuelo entre enero y marzo. Ryanair, en cambio, se ha mostrado en contra de la reducción del porcentaje de slots que deben operar las compañías para no perder los huecos. La española Iberia asegura que no está cancelando vuelos sino todo lo contrario y que su objetivo es sacar a toda la plantilla del ERTE lo antes posible.
 

Compartir en redes sociales

Comentarios

comentarios

encuesta de la semana

Encuesta de la semana

¿Tomas en cuenta el AIFA como punto de partida a la hora de armar itinerarios para tus clientes?

Banner Luftansa