Único en su tipo en el Centro Histórico
Hotel Domingo Santo, lujo y confort en el corazón de la Ciudad de México

Domingo Santo

Banner consolid


En medio del vibrante ritmo de la plaza de Santo Domingo en el Centro Histórico de la Ciudad de México, una nueva opción de hospedaje llega para romper los paradigmas del lujo, la comodidad y la hospitalidad de la zona: El hotel boutique Domingo Santo.

 

Un edificio de casi 500 años que habitaron los dominicos, después dio lugar a las famosas imprentas, posteriormente una papelería, y desde hace nueve meses es la sede de este nuevo recinto que combina a la perfección la arquitectura colonial y el arte mexicano con la tecnología y confort que debe ofrecer un hotel en la actualidad.

 

Ubicado en República de Cuba #96, justo en el portal central de la Plaza de Santo Domingo es imposible pensar que justo a un lado se encuentre el bullicio del lugar más popular de impresiones de todo tipo de la capital.

 

Ninguna de sus nueve habitaciones está numerada, pues se identifican con un nombre como Escribanos, Evangelistas, Corregidora, Malinche o Hernán Cortés. Su interior es el contraste perfecto entre la época colonial y el estilo minimalista de su mobiliario, al cual se integran detalles decorativos artesanales y elementos como pantalla de 46” a 55”, chimenea, cafetera, entre otras dependiendo de la habitación.

 

 

Siete de ellas tienen vista a la plaza, una de ellas a República de Cuba y sólo una está totalmente en el interior, por lo que es muy solicitada por quien exige un alto nivel de privacidad. Sin embargo, gracias a su diseño, todas las habitaciones se encuentran aisladas del ruido del exterior, gracias a una doble capa, que además permite lograr oscuridad total.

 

Justo en la esquina del hotel se encuentra el Café Santo Domingo, en el cual se puede degustar la mezcla de granos de cuatro regiones de México. Un Mezzanine resguarda una cava en donde es posible alquilar un espacio para posteriormente ir a degustar sus bebidas. Esta área funge también como sala para reuniones de hasta 20 personas.

 

Finalmente en la parte superior se localiza el Restaurante y Terraza Santo Domingo, que además de ofrecer una de las vistas poco conocidas del Centro Histórico, cuenta con un menú propio de cocina mexicana contemporánea. Una crema de guayaba con toque de xoconostle o un mole rosa, son sólo algunas de las opciones innovadoras que se podrán degustar aquí. El restaurante está abierto a todo público, y poco a poco se ha colocado en el gusto de los comensales capitalinos.

 

 

Víctor Romero y Enrique Trejo están a cargo de este hotel boutique que de acuerdo con los registros, no tiene competencia a la redonda, por lo que es ideal para vivir la mejor experiencia del corazón de la Ciudad de México. Domingo Santo es exclusivo para adultos, pues la tranquilidad y el confort son parte de su eje, aunque eventualmente se han hecho excepciones.

 

La mejor forma de reservar es a través de plataformas como Booking y Expedia, aunque no han sido pocas las veces que llegan los huéspedes directamente a la recepción. Mexicanos y extranjeros por igual visitan este recinto, y mayormente son adultos mayores de 45 años quienes se hospedan, aunque también ha cobrado auge entre la nueva generación de viajeros jóvenes que busca experiencias diferentes a las tradicionales.

 

Compartir en redes sociales

Comentarios

comentarios

PEO CUba

encuesta de la semana

ENCUESTA DE LA SEMANA

Banner Iberostar