Durante 2019
RIU Hotels aumentó un 41% su inversión en proyectos sociales y ambientales

Banner Lufthansa


RIU Hotels & Resorts anunció que su inversión social y ambiental durante el año pasado en todo el mundo ascendió a 1.2 millones de euros, lo que supone un incremento de un 41,18% con respecto al 2018. Son cifras que recoge su nueva Memoria de Sostenibilidad 2019, un informe que, para su CEO Carmen RIU, “demuestra que la compañía ha dejado atrás la filantropía para lograr una madurez identitaria en materia de Responsabilidad Social Corporativa”. Esta experiencia ha sido vital para afrontar la nueva situación social provocada por el COVID19 en materia de RSC, ya que muchos proyectos que se prolongaban durante este año se han visto afectados por la crisis y han tenido que adaptar sus acciones a una nueva realidad social.
 

La Memoria de Sostenibilidad 2019, describe el modelo de innovación social de la compañía, centrado en la protección de los niños, el bienestar de la comunidad local, así como su camino hacia un modelo hotelero más responsable con el medio ambiente. Un guión que define la filosofía del equipo de RSC, dirigido por Catalina Alemany, y que guía a la empresa en el compromiso por mejorar el entorno social y medioambiental en el que se ubican los hoteles.
 

Para ello, se basan en la investigación de las necesidades y problemáticas de los destinos RIU, se definen alianzas con representantes de asociaciones y organismos del país, y se define una agenda de visita con entrevistas internas a colaboradores de RIU y otras externas con agentes locales. Una vez realizado el informe completo, se evalúan y eligen los proyectos a apoyar y se establece la inversión social correspondiente, con un seguimiento constante del impacto de dicha acción en cada destino.
 

Un proyecto basado en la innovación social
 

En 2019, el equipo de RSC de RIU Hotels aplicó su nuevo modelo de innovación social en Madrid (España), México, EE. UU, Cabo Verde, Costa Rica, Jamaica, Tanzania y República Dominicana. Por ejemplo, en Madrid, RIU puso en marcha una colaboración con Ayuda en Acción en su proyecto “Espacios de Calma” dedicado a la atención psicosocial a estudiantes de primaria en riesgo de exclusión social, así como con Cruz Roja apoyando la acción “Primera Infancia” dirigida a familias vulnerables y con Save the Children en su centro de intervención en Vallecas, destinado a potenciar el desarrollo de los niños en su primera etapa.
 

Con esta ONG también colabora en México con la creación de dos ludotecas en Quintana Roo donde niños y niñas adquieren habilidades cognitivas. También en Cancún apoya al colegio Mano Amiga, con becas para 36 alumnos con menos oportunidades.
 

Gracias a RIU, en Costa Rica el año pasado se puso en marcha una clínica pediátrica en Artola con capacidad para dar atención preventiva a 5.000 niños y niñas, y en República Dominicana, se ofrece apoyo al Centro Educativo Segunda Milla, en el que estudian 400 menores. En Cabo Verde patrocina la Casa Solidariedade Espargos, un centro social que acoge a 200 niños y niñas con el fin de paliar su situación de abandono, mientras que en Tanzania RIU es aliado de la fundación Mimi Na Wewe a quienes ha apoyado en la ampliación de varias escuelas de primaria y en la construcción de aseos.
 

Otro punto a destacar durante el 2019, fue la lucha de RIU contra la explotación sexual de menores en el turismo, y por el que la cadena fue reconocida en un Foro Internacional llevado a cabo en México por ECPAT, la red oficial que lucha contra esta lacra en todo el mundo. Durante el año pasado, 15.557 trabajadores de RIU recibieron formación ECPAT y 1.334 proveedores firmaron la cláusula que obliga a rechazar la explotación sexual a menores.
 

La protección de la biodiversidad
 

En lo que respecta a proyectos medioambientales, RIU ha creado dos alianzas en México con importantes organizaciones que protegen el ecosistema del Caribe Mexicano. Una de ellas es Amigos de Sian Ka’an, junto a la que ha patrocinado la restauración de la Estación Biológica Pez Maya, además de Oceanus, dedicada a la conservación de los recursos naturales y con la que RIU apoya la siembra de 1.000 colonias de coral además de un vivero en el arrecife de Costa Mujeres.
 

Hacia una hotelería más responsable
 

Convertirse en una hotelera más sostenible con el medio ambiente es uno de los objetivos más importantes de RIU Hotels a largo plazo. Para ello, ha implantado sus 12 compromisos RSC en una estrategia transversal aplicada en las buenas prácticas corporativas y en medidas sostenibles en todos sus hoteles que se han traducido en, por ejemplo, la reducción de más de 180 toneladas de plásticos de un solo uso a nivel mundial, la disminución de un 3.67% en el consumo de agua por huésped/noche o de un 4.38% en la emisión de kilos de CO2.
 

En Mallorca, España, RIU comenzó su colaboración en el proyecto Hoteles Circulares, con el fin de reducir, aprovechar y reciclar al máximo los residuos orgánicos que producen sus hoteles y apoyar la economía circular cediendo estos residuos a sus proveedores locales. Por otro lado, 83 hoteles RIU lograron en 2019 el certificado Travelife, basado en la gestión de la sostenibilidad y se forjó la conciencia sostenible de la plantilla gracias a 710 cursos realizados en materia de RSC en los que participaron 13.799 personas. También el departamento de compras está realizando una excelente labor medioambiental, apostando por productos compostables y biodegradables en el caso de envases, celulosas, bolsas y papel, así como por productos alimenticios con certificados responsables con el medio ambiente y con el bienestar animal.
 

El impacto del COVID19 en la RSC
 

Gran parte de las acciones de RSC de la compañía en 2020 se han visto afectadas por la crisis del COVID19. Algunos proyectos han tenido que cancelarse por su inviabilidad, otros, sin embargo, se han adaptado a la nueva situación social con resultados muy positivos. Es el caso, por ejemplo, de “Espacios de Calma” de Ayuda en Acción, que durante el curso 2019-2020 apoyó a 26 menores en riesgo de exclusión social y a sus familias en Madrid. Su equipo logró transformar las terapias presenciales en espacios virtuales que ofrecieron un respiro a las familias durante el confinamiento.
 

Desde la RSC de RIU Hotels admiten que este año está siendo un reto en la aplicación de su innovación social y confirman que la inversión se verá reducida en comparación con años anteriores. La compañía, no obstante, apuesta por la resiliencia y con la ayuda de sus aliados del tercer sector, enfocará sus esfuerzos en aquellas acciones dirigidas a paliar el impacto COVID19 en los destinos donde se ubican sus hoteles. De este modo, esperan que, juntos, puedan volver a la normalidad lo antes posible.
 

Compartir en redes sociales

Comentarios

comentarios

encuesta de la semana

Encuesta de la semana

¿Consideras que el nuevo impuesto al turista extranjero afectará negativamente a la industria en Quintana Roo?

Banner Iberostar