El turismo religioso llega a la CDMX

Irapuato GTO


mario-lopez

La Ciudad de México es sede (entre muchas otras cosas) del santuario mariano más importante del mundo, únicamente superado por la Basílica de San Pedro, la Insigne y Nacional Basílica de Guadalupe en la delegación Gustavo A. Madero, es el lugar en el que se dan cita año con año millones de peregrinos que acuden el 12 de diciembre con el único objetivo de celebrar a la Virgen de Guadalupe, este año no ha sido la excepción y  las cifras oficiales nos dicen que en la semana que corresponde a la celebración más de 7 millones de feligreses visitaron este importante recinto de la fe, en lo que se denomina Turismo religioso.

En materia de turismo podemos destacar que el gran número de personas que ahí se congregan en estos días generan una importante derrama económica para la capital, toda vez que las erogaciones que pudieran realizar son tan diversas como: transporte, agua, alojamiento, sanitarios, alimentos entre muchos otros.

Lamentablemente no todo es felicidad en este día, toda vez que por la gran cantidad de gente que se desplaza hacia este punto de la capital, los vecinos de la zona son prácticamente “arraigados” en sus domicilios, ya que los devotos ocupan las aceras de ambos lados como zona de acampar, sin importar si son entradas peatonales, cocheras o salidas de emergencia, aunado a la insuficiencia de servicios sanitarios que derivan en la necesidad de utilizar cualquier espacio en calidad de “baño público”.

De igual forma se presentan abusos por parte los transportistas que generan un importante lucro, tomando como base para ello la necesidad de movilidad de quienes asisten, cobrando tarifas que van desde los $100 a los $200 pesos en microbuses que dejan a los feligreses en el metro aeropuerto.

Si cada año se dan cita estos millones de visitantes que acuden a demostrar su fe, el gobierno de la capital debería implementar operativos que vayan más allá de regalar, agua, naranjas y cañas; algunas de las propuestas serían:

  • Habilitar espacios públicos como los deportivos y parques aledaños para que acampe la gente.
  • Preparar rutas de transporte con una tarifa establecida
  • Contar con una mayor cantidad de sanitarios
  • Impedir que los peregrinos pernocten en el atrio de la basílica a fin de que se agilice el acceso para todos los visitantes
  • Colocar botes de basura suficientes

El jefe de gobierno de la CDMX ha declarado en múltiples ocasiones que el turismo es prioridad para la ciudad y como tal se deben revisar los protocolos actuales con que se implementa el operativo denominado Misión Peregrino, de forma que se garantice la seguridad de los visitantes y la tranquilidad en la medida de lo posible de quienes habitan en los alrededores de este santuario.

Compartir en redes sociales

Comentarios

comentarios

PEO CUba

encuesta de la semana

Encuesta de la semana

 

Banner Iberostar