Descubre
3 monumentos nacionales naturales en Nevada

Banner Consolid


¿Te has imaginado poder ver huellas de una tormenta de arena de la era jurásica o fósiles de la Edad de Hielo desenterrados a simple vista? Descubre los tres monumentos nacionales masivos, maravillosos y naturales de Nevada, antes que los demás con estas ideas de visita poco convencionales.
 
En primer lugar, si el término “monumento nacional” te hace pensar en antiguos campos de batalla, fuertes militares y estatuas famosas a lo largo del National Mall de D.C., no estás equivocado. Sin embargo, hay más en la historia. En el oeste, los monumentos nacionales también pueden ser vastas extensiones de naturaleza salvaje, reservadas para la protección por su valor cultural, científico y/o paisajístico, como Devils Tower de Wyoming o Muir Woods de California.
 
La designación como monumento nacional es prácticamente el paso previo al estatus de parque nacional. De hecho, Death Valley, Zion, Olympic, Great Basin en Nevada y muchos otros parques nacionales ahora famosos comenzaron como monumentos nacionales. Y a mediados de la década de 2010, se establecieron tres nuevos monumentos nacionales aquí en el Silver State, cada uno espectacular a su manera.
Sigue leyendo para descubrir lo que te espera en tres increíbles monumentos nacionales de Nevada, y qué hacer para aprovechar al máximo tu visita.
 
Monumento Nacional Tule Springs Fossil Beds
Algunos de los registros más completos, extensos y valiosos de fósiles de la Edad de Hielo en todo el planeta fueron, y continúan siendo, descubiertos en Tule Springs. Estamos hablando de mamuts colombinos, gatos con dientes de sable, lobos gigantes y más.
Este espacio de 22,650 acres de flora rara y fauna de 200,000 años de antigüedad se encuentra justo al extremo norte del Área Metropolitana de Las Vegas.

 

Monumento Nacional Great Basin & Range
Con poco más de 700,000 acres (más de tres veces el tamaño de la ciudad de Nueva York), el monumento nacional más grande de Nevada es un país de las maravillas abierto lleno de historia geológica, natural y cultural. Las águilas reales zumban en los picos mientras el borrego cimarrón del desierto se pasea alrededor de las islas de arenisca, incluido uno de los arcos naturales más impresionantes de Nevada, mientras que los paneles de petroglifos de 4000 años de antigüedad se alinean en grandes paredes de roca a lo largo de este vasto parque natural abierto.
 
Monumento Nacional Gold Butte
Si “alejarte de todo” es lo que te lleva a Nevada, Gold Butte es la visita obligada. Este santuario del desierto de Mojave, remoto y hermosamente escarpado, de 300 000 acres alberga una historia cercana, desde miles de petroglifos, hoyos para asar agave de 12 000 años de antigüedad y refugios hasta restos de pueblos fantasmas y estructuras de la era del Cuerpo Civil de Conservación. También alberga cañones serpenteantes, picos imponentes, bosques de árboles Joshua y algunas de las formaciones de arenisca roja más soñadoras del estado. En el horizonte, las impresionantes vistas del Valle del Fuego, el lago Mead y el Gran Cañón-Parashant (un monumento nacional asociado en la vecina Arizona) recompensan a los visitantes.
 
Cuando viajes por las espectaculares carreteras secundarias, caminos y senderos de Nevada, asegúrate de cumplir con el Código de caminos de tierra de Nevada como son trasladarte en un vehículo 4×4 y una llanta de refacción o dos; llevar muchos refrigerios y agua adicionales; hazle saber a alguien hacia dónde te diriges y cuándo planeas regresar. Cada que sea posible, visita sin dejar rastro.
 

Compartir en redes sociales

Comentarios

comentarios

encuesta de la semana

Encuesta de la semana

¿Tomas en cuenta el AIFA como punto de partida a la hora de armar itinerarios para tus clientes?

Banner Luftansa