Conoce a los pilotos de Aspa
También hay héroes sin capa en el aire ante esta pandemia


Esta pandemia ha dejado muchos nombres en la lista de super héroes a los que de alguna manera queremos rendir un homenaje en Pasillo Turístico para aplaudir su labor, el esfuerzo y colaboración que han tenido con la industria de la aviación y todo el país, al no dejar desamparados a los viajeros fuera de casa y proveer insumos médicos que han sido indispensables en el país para combatir la pandemia.
 

Tal es el caso de los capitanes Victoria Montaño y Salvador Miranda, quienes han participado en vuelos de repatriación y carga a China para traer insumos necesarios ante la pandemia.
 

Orgullosa la capitana Montaño señala que un vuelo para traer insumos, sirvió como su examen para graduarse de primer oficial del Dreamliner, lo cual fue muy satisfactorio aunque triste por no poder estar con sus seres queridos.
 

Dijo que la turbulencia que existe hoy en día es crítica, pues es increíble como se ha paralizado la industria y ver grandes aeropuertos completamente vacíos, parados. Señaló que los vuelos de carga han sido una estrategia muy importante que ha hecho el gobierno de México, por traer al país insumos, para que los héroes que están luchando por la enfermedad en primera línea tengan lo básico y de la mejor calidad.
 

Apuntó que esta es una aviación diferente, porque son vuelos de carga. “No hay pasajeros, no hay tripulación de sobrecargos, y llegando a Japón y China en mi caso es triste por que no hay pasajeros, sin embargo te llena de orgullo la unión de las aerolíneas de todo el mundo, las cuales están sirviendo como puente aéreo para traer insumos médicos”.
 

Señaló que el principal puente aéreo que hacen es de Narita a Shangai aeropuerto al que llegan al área de carga, en donde hace todo el trabajo el personal de mantenimiento, ya que no solo en el área de carga se lleva el material, también en el área de asientos, pues los aviones han sido acondicionados para traer y llevar más carga.
 

Destacó que así como iban ellos de México, habían aviones también de Israel y Argentina, por lo que es muy emotivo ver como el mundo se está juntando y trabajando para llevar los mejores recursos a sus países que requiere el personal médico.
 

Dijo que es increíble que aerolínea que jamás pensaron llegar hasta allá hoy en día están haciendo puentes aéreos para poder abastecerse.
 

Señaló que hubo un día histórico, pues nunca se había visto a tantos Dreamliners de Aeroméxico cruzar el pacífico, uno tras otro. Dijo que cada vuelo lleva tres tripulaciones debido a las largas jornadas y la ausencia de sobrecargos.
 

Recuerda que gracias a su papá quien fue piloto para Mexicana de aviación decidió tomar esta profesión, la cual le ha traído muchas satisfacciones, desde que empezó a volar en 2008, hasta incorporarse a las filas de Aeroméxico y volar el 737 y prepararse para volar desde el año pasado el Dreamliner el cual orgullosa completo en estas circunstancias. “Entre la emoción de completar una etapa más y traer suministros a mi país fue una gran satisfacción”, dijo Montaño.
 

“Empece a volar desde el año 2008 y tengo 8,500horas de vuelo”

 
Por otro lado de acuerdo a su punto de vista señaló que están ante un cambio radical en la forma de viajar y en la aviación. Sin embargo dijo habrá que entender más la enfermedad o que exista una vacuna para que la gente vuelva a viajar con toda confianza.
 

Como piloto destacó que por parte de las aerolínea y en especial de Aeroméxico se han tomado las medidas necesarias para cumplir con las más altas medidas de seguridad e higiene para garantizar que en el trayecto que los pasajeros escojan están protegidos y seguros, para que no tengan riesgos de salud.
 

Por su parte el capitán Salvador Mejía, realizó un vuelo de repatriación en la ruta México-Lima-México, que permitió a 146 peruanos y 150 mexicanos reunirse con sus familias. El Capitán Salvador Miranda, primer oficial Boeing 737NG en Aeroméxico desde hace cinco años, recuerda este vuelo como uno de los más emotivos en su carrera profesional: “Cuando estábamos aterrizando en México, escuchamos a los pasajeros cantando el cielito lindo, algunos se acercaron a darnos las gracias por haber aceptado hacer ese vuelo e incluso una pasajera escribió una carta de agradecimiento muy emotiva para nosotros; nos dimos cuenta que los pilotos de ASPA realmente estamos contribuyendo en estos momentos difíciles para México y para el mundo, me siento agradecido de la confianza que depositan en nuestro trabajo”.
 
Dijo que parece que fue ayer, se acuerda y se le pone la piel chinita, destacó que pocas veces ha estado donde la gente realmente esta agradecida por algo, ya que llegaron prácticamente a alegrarles el día.
 

El capitán Mejía viene de una familia militar, por lo que desde muy pequeño tenía ese gusto por los aviones, helicópteros y barcos, aunque no siguió los pasos de su papá que estaba más enfocado a barcos y buques, su interés se fue más por el mundo de los aviones, en donde tuvo la oportunidad de estar al frente desde muy chico.
 
Cuenta que estudió en una de las escuelas más grandes del país para piloto privado por ahí del 2010, ya no tanto como hobby. Destacó que su primera opción al buscar trabajo fue Aeroméxico, y fue ahí donde se quedó lo cual fue una gran satisfacción, y luego pertenecer a ASPA, fue otra gran satisfacción, pues se le dio todo prácticamente el paquete completo.
 
Aunque destacó que los Dreamliners están más habilitados para transportar carga en los 737NG también han transportado carga especial, como mercancía peligrosa como las pilas de los ventiladores para esta pandemia.
 
El Cap. Miranda con 3 mil horas de vuelo, hace unos días recibió un reconocimiento de la Comisión Nacional de Derechos Humanos por su valiosa ayuda a nuestro país al realizar vuelos de repatriación.
 

Compartir en redes sociales

Comentarios

comentarios

encuesta de la semana

ENCUESTA DE LA SEMANA